Adiós a un Imprescindible, Murió Osvaldo Bayer.

Publicado: 25 dic 2018
Comentarios: 0
La triste noticia del fallecimiento de Osvaldo Bayer el periodista, escritor e historiador de 91 años cuya figura ejerció una fuerte influencia en el intelectualismo argentino, fue conocida esta víspera de navidad por intermedio de su hija Ana.

Nacido en Santa Fe el 18 de febrero de 1927, Bayer dedicó toda su vida a su pasión y a sus convicciones: anarquista y pacifista declarado, trabajó en los diarios Noticias Gráficas, en el Esquel de la Patagonia, y en Clarín, donde además se desempeñó como secretario de redacción.

Fundó La Chispa, según él “el primer periódico independiente de La Patagonia”; dirigió el Sindicato de Prensa de 1959 a 1962; colaboró con el periódico Página/12 y escribió numerosos ensayos, entre los cuales se ubican “Los vengadores de la Patagonia trágica”, “Los anarquistas expropiadores y otros ensayos”, “Rebeldía y esperanza” y “Severino Di Giovanni, el idealista de la violencia”, entre muchos otros.

Su nombre trascendió con el film “La Patagonia rebelde”, film basado en su ensayo “Los vengadores de la Patagonia trágica”, dirigido por Héctor Olivera.
“El intelectual debe salir a la calle a enfrentar la injusticia”, dijo y sostenía que “no hay democracia donde hay pobreza, hambre, desocupación”. Y le reclamaba a la sociedad buscar en la historia a los verdaderos ejemplos “benefactores de la sociedad” y no a esos héroes fabricados por los poderes.

Le pedía al intelectual salir, sumergirse en la calle, hablar con las mujeres en el mercado, con los adolescentes, y en los colectivos con los seres aislados y silenciosos.

Su obra siempre tuvo como premisa la búsqueda constante, tras la verdad histórica, el reflejo de las diversas sociedades en sus diferentes éticas. Y precisamente usó la palabra ética cuando se refería a las Madres de Plaza de Mayo de la filial Neuquén y Alto Valle. Ellas, les dijo Bayer mirando a los ojos a Lolín Rigoni e Inés Ragni (y también recordando a Beba Mujica y a tantas otras con sus pañuelos blancos en sus cabezas) han sembrado ideales en las nuevas generaciones. “Las Madres son el triunfo de la ética”, afirmó.

Su sueño, su mundo ideal fue siempre lograr la paz eterna entre los pueblos. “Que los niños que hoy vacían los tachos de basura en mi barrio de Belgrano (vivía en Monroe y Arcos) pasen alguna vez disfrazados de magos y toquen música y canten canciones con risas y rostros rozagantes”, sintetizó.

Su exilio en Berlín Oeste duró entre 1975 y 1983, perseguido en primera instancia por el gobierno de María Estela Martínez, a manos de la Triple A,  la Alianza Anticomunista Argentina, dirigida por José López Rega.
Además escribió Los anarquistas expropiadores y otros ensayos, Fútbol argentino , Rebeldía y esperanza, y la novela Rainer y Minou.
En 2008 escribió el guion y libro cinematográfico del film Awka Liwen junto a Mariano Aiello y Kristina Hille, que versa sobre la pugna por la distribución de la riqueza en Argentina, a partir del despojo de las tierras a los pueblos originarios.

Osvaldo Bayer es un hombre que decidió caminar las calles con rebeldía y esperanza, y como pocos ha iluminado la historia.