Adiós Isabel Sarli.

Publicado: 26 jun 2019
Comentarios: 0
Hilda Isabel “la Coca” Gorrindo Sarli? (Concordia, Entre Ríos, 9 de julio de 1929 – San Isidro, 25 de junio de 2019) fue una actriz, vedette y modelo argentina, conocida por protagonizar numerosas películas, de alto contenido erótico,  junto a Armando Bó entre 1959 y 1980.

Nació en 1929, sus padres fueron Antonio Francisco Gorrindo y María Elena Sarli. Comenzó a trabajar como secretaria para ayudar a su madre, pero luego se le ofrecería modelar para todo tipo de productos. Su carrera como modelo marchó tan bien, que tuvo que dejar el trabajo como secretaria. Luego fue elegida Miss Argentina en 1955 época en donde conoció en persona al general Juan Domingo Perón. En el concurso de Miss Universo de 1955 fue semifinalista.


Su sensualidad natural y su figura exuberante la llevaron a construir una amplia trayectoria en la pantalla grande, rivalizando con Libertad Leblanc equiparándose a Jayne Mansfield o Anita Ekberg figuras internacionales que transitaron el mismo rubro artístico.

Bo la convenció para encarnar la protagonista de “El trueno entre las hojas”,? primera de treinta producciones realizadas entre ambos donde protagonizó el primer desnudo total del cine argentino.

El filme fue un éxito y la proyectó como un símbolo sexual de su generación, que la vio por décadas en cintas como “Furia infernal, Favela, Carne, Fiebre,? Fuego,? Sabaleros, Embrujada? e Insaciable”.

Sus películas se vieron en todo el mundo y ella como empresaria se encargaba personalmente de “venderlas” además de rodar en lugares tan distintos como Brasil, Filipinas, México, Venezuela y Paraguay

El argumento era prácticamente el mismo en casi todas sus peliculas: Sarli era una criatura pasional poseída por un hombre mayor (Bó) y por un irrefrenable deseo hacia hombres jóvenes (generalmente interpretado por Victor Bó, hijo de Armando). Pero siempre, conviviendo con su época, debía enfrentar los corrillos, las falsedades, las envidias y la ley “machista” que la discriminaba por querer vivir su sexualidad a su manera.

“La Coca” prosiguió su carrera hasta la muerte de Armando Bó, en 1981, cuando prácticamente se retiró de la actividad dejando un recuerdo icónico gracias a su combinación de inocencia y voluptuosidad, emblemáticas del cine de su época.

Después de sufrir una fractura de cadera, en los últimos meses su salud se vio seriamente deteriorada, debiendo ser trasladada en reiteradas oportunidades al centro médico, siempre acompañada por su hija, la también actriz Isabelita Sarli, llegando a este triste desenlace en la mañana del martes 25 de junio.