Día Nacional del Humorista en Argentina.

Publicado: 26 nov 2018
Comentarios: 0

Roberto Fontanarrosa nació en la ciudad de Rosario el 26 de noviembre de 1944.

Su carrera comenzó como dibujante humorístico, destacándose rápidamente por su calidad y por la rapidez y seguridad con que ejecutaba sus dibujos.

Estas cualidades hicieron que su producción gráfica fuera copiosa. Entre sus personajes más conocidos están el matón <Boogie El Aceitoso> y el gaucho <Inodoro Pereyra> y su perro Mendieta.

Su fama trascendió las fronteras de Argentina y contó con gran reconocimiento de toda América Latina.

Se le conocía su gusto por el fútbol, deporte al cual le dedicó varias de sus obras.

El cuento <19 de diciembre de 1971> se transformó en un clásico de la literatura futbolística argentina. Siempre se conoció su “fanatismo” por su querido Rosario Central.

En los años setenta y ochenta, se lo podía encontrar tomándose un café en sus ratos libres en el Bar El Cairo (esquina de calles Santa Fe y Sarmiento), sentado a la metafórica «mesa de los galanes», escenario de muchos de sus mejores cuentos.

 

A mediados de 2014 Diputados nacionales del Frente para la Victoria presentaron un proyecto para establecer el 26 de noviembre como el “Día del Humorista”, en homenaje al nacimiento de Roberto “el Negro” Fontanarrosa, fecha que fue oficializada en el Boletín Oficial de la Nación.

Allí, se faculta al Poder Ejecutivo Nacional “a adoptar las medidas necesarias a fin de implementar actividades específicas referidas a la conmemoración” y “realizar la más alta difusión a través de los mecanismos de comunicación oficial”; y se invita a las provincias y a la Ciudad de Buenos Aires “a disponer actividades en los distintos ámbitos de su competencia con el mismo fin”.

El Negro, falleció el 19 de julio de 2007 a los 62 años, luego de padecer esclerosis lateral amiotrófica.

El talentoso rosarino publicó novelas, una decena de libros de cuentos, muchos de ellos sobre fútbol. Incluso es el autor del cuento en la que se basó la película “Metegol”.

 

En los fundamentos del proyecto, los diputados recordaron que “el Negro” Fontanarrosa fue “uno de los humoristas más destacados de la historia argentina, que incursionó en el humor gráfico, los medios audiovisuales, la ficción literaria y la dramaturgia”.

“El Negro no sólo utilizó el humor para hacer reír, sino que además lo empleó como canal para establecer sus opiniones. Por ejemplo, durante la última dictadura, logró una empatía con los lectores que podían advertir, entre líneas, su mirada crítica sobre
los tiempos oscuros que se vivían en el país y al mismo tiempo, dibujarnos una sonrisa”, afirmaron en el proyecto.

Asimismo, destacaron a Fontanarrosa como “uno de los artistas que practicaron la resistencia cultural en momentos en que la censura era impuesta con mano de hierro por aquel Golpe de Estado”.

Para los diputados, la obra del humorista “trascendió las fronteras argentinas y aún hoy es publicada en diarios y revistas de países como México, Uruguay, Colombia, Brasil, España e Italia. La universalidad de su humor, le permitió superar los localismos convirtiéndose en un humorista reconocido a nivel internacional”.

“Todo esto deja a las claras que “el negro” Fontanarrosa es un inmenso referente del humor”, sostuvieron.