Javier Bráncoli, Profesor Universitario, en Comunas un Desafío.

Publicado: 04 sep 2018
Comentarios: 0
 
Envió un mensaje a nuestra redacción y lo transmitimos en “Comunas un Desafío”, Javier Bráncoli, licenciado en trabajo Social, egresado de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA donde es profesor al igual que en la Universidad de Moreno.
Nos comenta el estado del conflicto que ya lleva mas de un mes y que no ha permitido dictar clases a 57 Universidades.
 
Su mensaje textualmente dice: “El conflicto se prolonga y hay varias facultades tomadas, hubo importantísimas movilizaciones en el interior del país y en el gran Buenos Aires; la marcha del jueves reunió más de 300.000 personas y lamentablemente el Ministerio de Educación en el día de ayer (viernes) como respuesta postergó la reunión paritaria para el día lunes.  La oferta pierde total sentido en el contexto del proceso inflacionario en el que estamos por la mega devaluación que se produce por lo cual uno tiene la sensación que no hay borde sobre que negociar en un contexto de deterioro salarial de los docentes, de los jubilados, digamos docentes universitarios, de los trabajadores administrativos, y sobre todo un problema que se ve menos pero que tiene que ver con la infraestructura y el pago de los servicios de las universidades; hay algunas como la Arturo Jauretche en Florencio Varela que tiene presupuesto hasta octubre, hay otras que están recortando gastos utilizando otras partidas, bueno es un conflicto generalizado. 
 
La facultad de Ciencias Exactas está sin gas y es una facultad que se dedica a los laboratorios entre otras cosas; en nuestra facultad de Ciencias Sociales los estudiantes no cobran la pequeña beca de viáticos que tienen que cobrar para poder ir a los centros de práctica. Estamos hablando de un conflicto estructural provocado estrictamente por las medidas económicas del gobierno y que tuvo una respuesta muy responsable por parte de la comunidad universitaria, porque hubo medio año para negociar paritarias, recién ahora se están interrumpiendo las clases, o sea que hubo espera, hubo paciencia, hubo diálogo y de parte del gobierno nacional no hubo ninguna respuesta.
 
Se prolonga la lucha, alguna federación esta llamando al paro toda la semana que viene, hay muchas facultades tomadas y el rumbo del conflicto me parece que no tiene hoy un sentido demasiado claro ¿no?.”