Lucas Ghi, ex Intendente de Morón, en Comunas un Desafío.

Publicado: 20 ago 2018
Comentarios: 0
Desde nuestros estudios nos comunicamos con Lucas Ghi politólogo, periodista y ex Intendente de Morón, para conocer su presente y sus aspiraciones políticas en el distrito del oeste bonaerense.
Sobre lo que viene en el año electoral nos dice, “estamos charlando con distintas agrupaciones de distintos espacios viendo de que manera se puede intentar construir un espacio que nos permita torcer el rumbo en lo nacional, en lo provincial  y en lo local en el caso de Morón;  también de un programa que tiene claramente un corte neoliberal que no atiende los intereses de las grandes mayorías, que está decidido a transformar la matriz productiva, la matriz distributiva de este país y que eso va en desmedro de los sectores más vulnerables, de los sectores que más requieren de la intervención del estado y ahí es donde queremos estar nosotros como representantes de una fuerza política que tuvo responsabilidades de gobierno, que fue parte del proceso de transformación de los 12 años a nivel nacional, de los 16 años a nivel local, poniéndonos a disposición también otra vez, para intentar convencer a la comunidad de Morón de que otro camino es posible, con las banderas que sostuvimos siempre: la transparencia, la participación ciudadana, el protagonismo popular, pensar estratégicamente la gestión; con todos esos pilares creemos que son identitarios de nuestra forma  de gobernar, dialogando y charlando mucho con la comunidad, mucho con organizaciones para encarar el proceso electoral del año que viene con la mayor fortaleza posible.”
Acerca de la gestión del Intendente Tagliaferro, agrega, “claramente la gestión de Morón responde al paradigma de la gestión del macrismo en general, con una intervención más fuerte más visible en lo que es valorado por los sectores medios si se quiere, infraestructura en la red vial y no mucho más; un poco vinculado a alguna política de seguridad pero después en lo que concierne a las políticas vinculadas a la promoción social, salud, educación, deporte, relación laboral, desarrollo productivo, acompañamiento a las pymes, toda esa agenda que el municipio había empezado a desarrollar y que hoy se ha convertido en uno de los pilares centrales de la actividad de los municipios sobre todo de los municipios del conurbano, está absolutamente desatendida y queda reflejado en identificadores concretos esto no es solo una percepción personal, si uno ve la evolución del empleo, si uno ve la evolución de la mortalidad infantil, si uno ve la evolución de radicación de industrias, si uno ve la evolución de la deserción escolar, son todos indicadores que hablan claramente de la reorientación de la políticas por parte del estado que eso impacta socialmente con esas consecuencias.”
También recordó puntualmente la situación escolar en el conurbano, luego de la explosión en Moreno, “en Morón también hay colegios que están cerrados por tener severas dificultades en su estructura edilicia y por prudencia de sus autoridades y a instancia en algunos casos del Consejo Escolar y en otros por mera iniciativa de los directores que han decidido suspender las clases hasta tanto no se resuelva esa situación.”
Además nos dejó su mirada acerca del tema dominante en los medios, hoy: <cuadernos Gloria>, etc….”creo que la corrupción es un  fenómeno que recorre transversalmente a la política, que no es patrimonio exclusivo de ninguna organización partidaria, que al contrario es un flagelo presente en la sociedad en su conjunto de lo cual la política no está exento ni mucho menos, es un flagelo lamentable porque hace que se desacredite el principal instrumento de transformación que tienen los pueblos para decidir en que tipo de sociedad quieren vivir, en que futuro se imaginan habitar y la política degradada solo beneficia a los que no necesitan de la política, es decir, a los poderosos de siempre; esto es como una primera lectura muy básica, de verdad , si existe una agenda de lucha abierta contra la corrupción ahí hay que estar, eso hay que hacerlo”
Sigue, “uno lo que ve es que hay un uso absolutamente manipulado del tema y que en realidad la vocación que se tiene no es ir contra la corrupción sino en todo caso acusando de corrupta a una organización política, lo que se intenta es destruir a esa organización política, sumiendo, reduciendo el debate a un debate pre ideológico, pre político; pareciera que hoy la discusión se organiza o debería organizarse entre honestos y deshonestos cancelando toda posibilidad de debate de proyecto de país, de rol del estado, de modelo de inserción en el mundo, digo quien puede estar a favor de la corrupción ese es un debate que se agota en un segundo y medio claramente lo que no podemos es sintetizar la discusión de política en torno a este tema y me parece que lo que hay es muchas veces una actitud deliberada de hacer cancelar todo tipo de debate ideológico o estratégico en relación a un episodio de corrupción que como decíamos antes no es patrimonio es una fuerza política, que la política requiere de honestidad, de transparencia, de ética, quien lo puede discutir.”
“En Morón intentamos llevar adelante una agenda que tuviese esas características sobresalientes, lo intentamos hacer sobretodo también por el pasado que discutíamos, Morón había sido, recuerdan ustedes, el epicentro de la frivolidad y la corrupción menemista a través de de la gestión Rousselot; hay una foto emblemática donde estaba el actual presidente, junto con quien en ese entonces era el intendente de Morón intentando consumar una de las estafas más escandalosas que tenga registro nuestra historia, que eran las cloacas; ese mismo presidente que hoy parece vanagloriarse como paladín de  la transparencia cuando claramente no tiene un pasado que le dé autoridad para asumir ese rol” enfatiza.
Y continúa, “pero eso por un lado lo que no quiero dejar de subrayar es que lo importante es discutir de política en serio, que hacemos, que modelo productivo queremos, queremos privatizarnos, creemos que el endeudamiento masivo es bueno, o creemos que la alianza  con EEUU es el camino, discutamos política, y me parece que ese es el desafío que tenemos quienes somos defensores no en términos deportivos de una identidad política, como uno dice yo banco a River y banco todo lo que venga, juegue bien o juegue mal; no, uno defiende concientemente, ideológicamente un programa político, un conjunto de ideas, un conjunto de valores, un proyecto de país, eso defendemos históricamente; lo han encarnado distintos hombres y mujeres, bueno en este caso yo creo que el kirchnerismo ha encarnado eso, este modelo de país, ese proyecto político, que puede tener entre sus filas algún elemento corrupto claramente, ahora teñir de ese modo a toda la fuerza kirchnerista es claramente una operación política que lo que busca es sacar de la cancha al único partido político que puede disputar de verdad poder y confrontar con los poderes fácticos como ha demostrado en estos 12 años que le tocó gobernar.”
“Hay obras que yo recién mencionaba que se discontinuaron y que a mi juicio son muy sensibles, digo tener o no tener un hospital en condiciones, atender al conjunto de la demanda me parece que es importante y tener una política de promoción e incentivo en la radicación de nuevas industrias para que Morón no sea  un distrito dormitorio sino que además en Morón la gente pueda trabajar, pueda recrearse, pueda descansar, pueda vivir, también hace un modelo de ciudad que me parece que en este momento se ha olvidado; promover la incorporación de empresas y comercios como proveedores del propio estado municipal para de esa manera comprarle a Morón y sea también una estrategia de incentivo para el fortalecimiento del mercado interno, cosa que se ha desvirtuado absolutamente  porque se ha renovado casi en su  totalidad el registro de proveedores. Ustedes recuerden que Morón tiene 5.500 millones de pesos de presupuesto, un estimado de 2.000 millones de pesos para la adquisición de los bienes y servicios que necesita el estado para funcionar anualmente, de esos 2.500 millones de pesos la mayoría hoy están volcados a proveedores que no son de Morón y casi en su totalidad son de la Ciudad de Buenos Aires, es decir es dinero que se va a otro distrito y podría formar parte del mercado local; no tener un plan de desarrollo a mediano plazo, uno le pregunta a las autoridades del municipio  y bueno que tipo de ciudad imaginan vivir en, no digo en 20 años, en 5 años; nosotros habíamos elaborado, y no digo porque lo hicimos nosotros esta bien, digo porque es lo que tienden a hacer las ciudades en clave de futuro, cual es el plan de desarrollo de la ciudad, que diagnóstico tienen de la ciudad, que cosas les parece que tienen que corregir, y que cosas le parece que tienen que potenciar, con quienes piensan llevarlo adelante, cual es su marco de alianza con las organizaciones gremiales, con la universidades, con quien, bueno este relato, en el mejor de las sentidos, contarme a través de una narrativa clara  y construída participativamente  que tipo de ciudad no está, en el mejor de los casos hay algún esfuerzo para ir resolviendo los temas conyunturales sin hablarle a la ciudad de hacia donde va.” afirma con la seguridad de su experiencia.
De la gobernación y su relación con el Municipio de Morón reseña, “se ve que es un programa de gobierno bastante común, yo creo que los dos primeros años de la gestión Cambiemos pivoteó en tres elementos : el sostenimiento de la red de contención como le llaman ellos, la red de contención social a través de la ratificación de los programas eso que parece un mero cambio de nominalidad es también a mi juicio es toda una declaración; un tipo de obra pública que es lo que le permite concretarse rápidamente y la devaluación, que parece llegó a convertirse en una expresión menor, haciendo que la red de contención empiece a hacer agua por todos lados porque ni siquiera ya están sosteniendo los programas en función de la capacidad de compra que los programas tenían hace dos años con lo cual el deterioro progresivo se hace cada vez más evidente.”