Día de la Educación Física.

Publicado: 30 oct 2018
Comentarios: 0

 

El 30 de Octubre, se celebra el Día de la Educación Física, ya que en dicha fecha del año 1939, se creó el Instituto Nacional de Educación Física, que concretó la incorporación de esta disciplina en los programas de educación de todas las escuelas del país, con el respectivo cuerpo de inspectores.

La Educación Física es una parte fundamental, inseparable e indispensable de la educación, porque contribuye a perfeccionar la motricidad humana.
El desarrollo de estas cualidades, se fundamenta en una normal evolución de las técnicas corporales del movimiento del hombre. Contribuye así, a formar seres humanos sanos, biológica, psíquica y emocionalmente.
La Educación Física ayuda a tomar conciencia de las propias capacidades motrices; habilita, prepara y sensibiliza para integrarse a ocupar sanamente el tiempo libre; estimula la vida en la naturaleza; permite expresarse a través del cuerpo y del movimiento; ayuda a obtener un compromiso social responsable, y capacita para construir una escala de valores éticos, como guía de las acciones individuales y colectivas.
El Sistema Argentino de Educación Física, creado por Enrique Romero Brest, se instaló en la escuela primaria argentina con mucha fuerza. La combinación de «ejercicios sin aparatos y juegos para los grados superiores, y juegos distribuidos y aplicados con un criterio fisiológico para los grados inferiores. sentaron las bases de la gimnasia metodizada» (Romero Brest 1909:40).
Esta propuesta se extendió durante las primeras cuatro décadas del siglo XX.
Diferentes finalidades, actividades, ejercitaciones, métodos, gradaciones y cualidades que se pretende educar configurarían un mapa desigual (hasta ahí) entre alumnos varones y alumnas mujeres.
La vida y obra de Enrique Romero Brest (1873-1958) ocupó las décadas iniciales del siglo XX, pudiendo decirse que su florecimiento comienza en 1900, fecha en la cual se recibe de médico en Buenos Aires, hasta poco después de 1930, en que se retira de la dirección del Instituto Superior del Profesorado de Educación Física que lleva en la actualidad su nombre.
La actividad médico-pedagógica de Romero Brest, se encuentra centrada en su vocación por la enseñanza de la educación física, a la cual dedicó su vida, y de la que es considerado con justicia el iniciador en la Republica Argentina.
Sus múltiples facetas en este sentido incluyen aspectos como: la normatización de la enseñanza y la creación de la carrera del profesorado, sus estudios fisiológicos y psicosociales acerca de la actividad física, su trayectoria como inventor de aparatos de registro y medición de las variables clínicas y biológicas producidas por el ejercicio, o sus reflexiones acerca de la espiritualidad como meta final de la enseñanza.
En síntesis, “la Educación Física no es toda la Educación, pero no hay Educación, sin Educación Física”.