Los habitantes de las villas que fueron a protestar al Salón Montevideo

Publicado: 12 nov 2013
Comentarios: 0

Francisco Cabrera debió llevar a buena parte de la planta de empleados del ministerio de Desarrollo Económico a la Legislatura para aplacar la presencia de habitantes de las villas que fueron a reclamar soluciones habitacionales en el debate por el Presupuesto 2014.

La visita de Cabrera fue, tal como sucedió el año pasado, la que más audiencia convocó en comparación a las visitas del resto del gabinete. El titular de Desarrollo Económico no quiso pasar los sobresaltos que atravesó su par de Salud, Graciela Reybaud, que en su visita del viernes debió ser escoltada junto a los legisladores a un salón a puertas cerradas luego de recibir insultos de parte de un grupo de médicos.

Durante la exposición del ministro y de sus principales funcionarios, se intercalaron los insultos de los ciudadanos de las villas y los reiterados aplausos de la planta de empleados del ministerio. El clima de la reunión, que duró casi cuatro horas, fue tenso por instantes y el presidente de la comisión de Presupuesto, Rogelio Frigerio, estuvo cerca de suspenderla.

“Los aplaudidores están pagos”, acusó el legislador del MST, Alejandro Bodart en medio de la reunión. “Si responden a los reclamos históricos de la gente, los van a empezar a aplaudir gratis”, chicaneó.

Las principales críticas de los habitantes de las villas, en su mayoría provenientes de la villa 31, hicieron hincapié en la postergada urbanización de los barrios marginales y en el recorte del 24% del Presupuesto que tendrá el Instituto de la Vivienda (IVC) a partir del año que viene.

“A través de la Secretaria de Hábitat e Inclusión (SECHI), la Unidad de Gestión de Intervención Social (UGIS), la Corporación Buenos Aires SUR (CBAS), y el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) el Ministerio organizará y ejecutará obras de mejoramiento habitacional y urbanismo en las villas y asentamientos precarios, como así también la provisión de servicios básicos”, afirmó Cabrera.

Y agregó que “la SECHI tiene como fin coordinar acciones de diferentes áreas del Gobierno para una intervención integral mediante proyectos de urbanización (ordenamiento del suelo y servicios básicos), urbanismo social (intervenciones físicas de mejoramiento de los barrios), proyectos sociales, culturales, deportivos, educativos, de productividad, de medioambiente, salud y género, para lograr el acceso de la población a las pol&ia cute;ticas y programas del Estado”.

En tanto, el responsable del Instituto de la Vivienda de la Ciudad – IVC- Emilio Basavilbaso, aclaró que “en 2003 la ejecución anual fue de $ 52 M., en 2012, de $ 630 M. y en el año 2013 llevamos ejecutados $ 730 M.”. Explicó que se dieron “1.500 soluciones habitacionales y se preven otras 3.300 durante el año próximo; en 2013 se otorgaron 1.200 aproximadamente, de las cuales 1.000 créditos fueron otorgados en el marco del Programa “Primera Casa” y de ellos más de la mitad a quienes tienen menos de $ 5.500 de salario familiar, es decir las familias más vulnerables”. Además, apuntó que “la tasa del 7 por ciento que establece el Banco Ciudad es la menor del mercado”.

Por su parte, Marina Klemensiewicz, a cargo de la Secretaría de Habitat e Inclusión -SECHI- creada en 2012, mencionó que la tarea se realiza a través de 7 unidades territoriales de inclusión urbana situadas en las Comunas 1, 2, 4, 7, 8 y 9 dependiente de la DG de Desarrollo Territorial y que para el año 2014 se preven $ 50 M. destinados a urbanización de las Villas 1.11.14, 20 y 31″.