Alejandro Otero, Economista, en Comunas un Desafío.

Publicado: 28 ago 2018
Comentarios: 0
Nos comunicamos desde nuestros estudios con Alejandro Otero, nuestro economista de cabecera, referente del Frente Grande, ex Director de Rentas en la Ciudad de Buenos Aires en la época de Anibal Ibarra y docente universitario.
Comienza sus análisis de la actualidad económica, “la tormenta de frente, es una tormenta rara porque viste que las tormentas son fenómenos naturales;  los antiguos bailaban la danza de la lluvia (para hacer llover) pero no lo conseguían y si sucedía era pura casualidad; esta lo que tiene de rara es que se llama tormenta pero es provocada, es decir, no tiene causas naturales ni azarosas ni divinas sino que es un resultado absolutamente previsible de las políticas que se vienen aplicando ¿no?.”
Continúa, “el indicador que más atención concita y suele estar en la tapa de los diarios,( el tipo de cambio, el dólar cuyo valor no deja de crecer)  la verdad que lo que sorprendería en estas condiciones es que el dólar se estabilizara o decreciera que tuviera un valor menor, que crezca a veces a una velocidad muy acelerada y a veces a una velocidad más lenta en las condiciones actuales es lo previsible cualquier persona medianamente conocedora de como funciona la economía y en particular la economía argentina en estas condiciones haría un pronóstico cien por ciento certero acerca de que el dólar va a seguir creciendo; ¿porqué? por dos razones, primero nadie cree en el éxito de las políticas actuales, nadie cree que la economía vaya a crecer, que la condición de vida de la mayoría vaya a mejorar, que las ventas vayan a incrementarse sino más bien todo lo contrario y en nuestra historia cuando las personas perciben un contexto como este se refugian en el dólar como reserva de valor, por lo tanto las personas van a ir a buscar más dólares; y los dólares cada vez escasean más en la Argentina porque las políticas del propio de gobierno de tipo aperturista y de <idealización del mercado cambiario> no hacen más que alentar las subas y las salidas por todas partes y como los dólares que entran son pocos, esto no resiste el menor análisis, cualquiera  va a decir que en estas condiciones el dólar va a continuar subiendo; así que insisto la tormenta más bien parece algo que algunos quieren provocar y lo están logrando.”
“En el marco de las políticas actuales, con la dirección estratégica del gobierno no hay salida, en este contexto no hay salida, no hay ningún motivo para esperar que las cosas cambien, este incremento del tipo de cambio más temprano que tarde se va a traducir en inflación, la inflación va a continuar deteriorando el ingreso de las mayorías y ese deterioro va a golpear la baja del consumo, la baja del consumo va a desalentar la actividad económica, el desaliento de la actividad económica hace caer la inversión y se repite ese círculo vicioso que ya ha sido estudiado teóricamente en la economía; lo que hace falta para salir de una situación como esta es adoptar políticas que antes que nada y en primer lugar hagan que la economía crezca y en ese sentido el gobierno no tiene ninguna política a favor del crecimiento de la economía, más bien lo contrario el gobierno parece creer que el enfriamiento de la economía es una solución, porque el enfriamiento de la economía va a morigerar el alza de precios, contener la inflación y eso generaría algún tipo de efecto virtuoso y de reversión del ciclo, eso es una pavada que no resiste el menor análisis; si la economía no crece, si las cosas no mejoran, ni la inversión, ni ninguna otra variable significativa va a mejorar la economía argentina y entonces digo hasta que no se adopten políticas tendientes a recuperar el sendero del crecimiento Argentina no va a salir de esta situación y lo mejor que podía esperar es que la situación no empeore; pero lo más probable es que empeore.”, afirma en forma tajante.
Del tema político y el escenario futuro, puntualiza ” la oposición en el escenario actual de la política argentina no existe, existen las oposiciones, es decir existen distintos bloques y esos tienen distintas estrategias y juegan de modo diferente y rara vez coordinan unificados y ese es el primer problema porque esa situación facilita el avance del gobierno que se ha mostrado en ese sentido en el inicio de su gestión muy hábil para fragmentar, dividir, y cooptar a distintos sectores de la oposición a su favor y en ese sentido hasta ahora las políticas que impulsaron siempre han encontrado algún sector de la oposición que le ha resultada aliado y le ha favorecido el camino más allá de un sector más vinculado al kirchnerismo que ha mantenido esa oposición a nivel nacional consecuente y abroquelada; esa oposición no tiene fuerza suficiente como para imponerse y revertir ese estado de cosas, el gobierno hasta ahora se ha mostrado hábil en ese sentido y me da la impresión de que en esta negociación presupuestaria de nuevo esta repitiéndose la receta de fragmentación y cooptación que puede darle el mismo resultado <existoso> que tuvo hasta ahora, es decir, lo que estoy tratando de poner en evidencia es que hasta tanto <la oposición no sea la oposición>, que tenga fuerza política suficiente, va a ser difícil que las cosas reviertan porque lamentablemente la historia enseña que el escenario donde todas la variables económicas se deterioran con cualquier indicador que tomes, crecimiento económico, nivel de empleo, consumo, en todos da a la baja, todos los indicadores son malos.”
“Si no hay alternativa política la cosa no cambia, aunque los indicadores sean malos las cosas no cambian en tanto no se visualice que que hay una oposición y que hay un proyecto distinto e insisto a partir de generar condiciones para el crecimiento económico que puedan revertir la situación que hoy tiene la Argentina, pero la clave es esa o se está a favor de empujar el crecimiento y las soluciones se encuentran en el marco de crecimiento y desarrollo o como el gobierno actual la solución pasa por lo contrario, el ajuste, la contracción, el enfriamiento de la economía; creo que estos dos últimos años han puesto en evidencia que por este camino las cosas no hacen sino empeorar más allá que, esto es muy importante tenerlo en claro,  este empeoramiento no es para todos, es para las mayorías, algunos sacan ventajas muy importantes en este contexto y eso también creo que está claro para todos.”, añade.
Del FMI y sus directivas puntualiza, “hay tres cosas muy llamativas de la visita del Fondo Monetario Internacional, la primera la más evidente es que si esta visita frente a estos indicadores que yo mencionaba recién: déficit fiscal, crecimiento, nivel de endeudamiento, empleo, nivel de inversión, se hubiera hecho frente a otro gobierno la calificación del Fondo hubiera sido lapidaria, mala, bochazo, sin embargo, los comentarios de la misión son positivos, esa es la primer cosa llamativa.
La segunda más allá de que los comentarios de la misión del Fondo vaya uno a saber porque son positivos los resultados no lo son y el propio economista Melconían dice que el acuerdo del Fondo es incumplible, entonces los indicadores ponen en evidencia que esto no se va a cumplir y ahí que empieza a barajarse la necesidad del waiver, del perdón, para que no se interrumpa el flujo de fondos que viene condicionado al cumplimiento de esas metas, si las metas son incumplibles el flujo del Fondo se interrumpiría y el gobierno entonces si tendría un problema realmente severo porque ya no podría sostener de ningún modo sus políticas y la crisis se aceleraría notablemente.
Y la tercera cuestión llamativa es que el gobierno está tratando que el Fondo afloje una de sus condiciones que es la de permitirle que aplique una parte más importante de los fondos que le gira a tratar de frenar el tipo de cambio, algo en lo que el gobierno viene fracasando sistemáticamente, ojo con esto, el gobierno fracasó sistemáticamente controlando el tipo de cambio pero si vuelca al mercado parte de estos dólares que entran bajo la forma de endeudamiento es decir, lo que queda como deuda  para los argentinos cuando el gobierno lo aplica en el mercado queda en las manos de algunos que logran dolarizar sus activos, que estoy diciendo con esto que este tipo de pedido lo que hace es reiterar una vieja historia argentina donde la deuda no hace más que financiar la fuga de capitales, entonces la deuda queda para el conjunto pero mientras tanto algunos dolarizaron sus activos y lo pusieron a buen resguardo, esto ya la vimos y nuevamente se repite;  el gobierno le está pidiendo al Fondo que le permita mayor flexibilidad para poder volver a hacer esto que no hace más que empeorar la cosa presente y futura  de los argentinos, porque mientras la fuga se porduce hoy la deuda va a ver que pagarla mañana.”
Se despide de Comunas con este deseo, “ojalá más temprano que tarde pueda dar buenas noticias cuando volvamos a hablar,  decir que la economía está creciendo, que las políticas son certeras, que se va recuperando el ingreso de las mayorías, que vamos a tener alimentos al alcance de todos, que vamos a tener energía barata, que vamos a tener medicamentos baratos, y que el bienestar se va a  propagar para todxs; y no hablar en estos términos que son decepcionantes, pesimistas pero bueno no nos cabe sino ser realistas y conscientes de lo que está pasando.”