Anahí Aizpuru y Mabel Sampaolo de la Asamblea de Floresta, en Comunas.

Publicado: 20 dic 2017
Comentarios: 0

Nos visitaron en nuestros estudios de la AM 690 k24 en radio, las integrantes de la Asamblea de Floresta, desde el 2001, Anahí Aizpuru y Mabel Sampaolo.

 

Nos interesaba que nos acompañaran en el piso para que nos contaran todo lo relacionado con la puesta en valor del Antiguo Corralón de Floresta ubicado en Gaona y Sanabria del barrio de la Comuna 10.

 

Comenzó reflexionando Anahí por lo ocurrido el día jueves en el Congreso, “yo creo que el gobierno intenta naturalizar la represión, o sea, que se instale la represión como un hecho válido, lamentablemente hay un sector de la sociedad que acompaña esta práctica y por eso es tan importante seguir peleando, seguir ocupando las calles, seguir propiciando la reflexión desde los distintos espacios; la radio es un espacio fundamental, para pensar, para debatir, para enriquecer las  ideas del campo popular, porque esto es una apuesta conjunta, no es un sector del campo popular, acá estamos todos dando una pelea para que este gobierno no pueda avanzar de la forma que está intentando avanzar.”

 

Mabel acotó, ” yo creo que el jueves fue un punto de inflexión tanto para ellos, que venían absolutamente envalentonados pensando que podían hacer cualquier cosa incluso robarnos a los jubilados y también para nosotros que todavía no hemos podido elaborar la derrota y estamos sumidos en una especie de depresión-angustia-confusión, pero yo creo que esto nos reafirma en esto de que realmente la historia tiene idas y vueltas, la disputa está en pie y que no se la van a llevar de arriba, probablemente esto lo aprueben, lamentablemente, no se, veremos pero la  moneda sigue en el aire, es una disputa que no la tienen ganada y creo que hay que seguir rearmando poder popular para poder volver.”

 

Siguió Anahí:  “tener memoria  para los que somos un poquito más grandes que los jóvenes y para los jóvenes que  vivieron una etapa como muchos de nosotros no vivimos, doce años de profundización de un proyecto político de inclusión popular, pensando en la soberanía, lo cierto es que esto lo intentamos en el marco de un sistema capitalista entonces siempre hay flujos y reflujos y ellos tienen las de ganar siempre, entonces cuando los proyectos populares se imponen hay que tratar de afianzarlos, hay que tener mucha claridad, creo que nosotros no tuvimos tanta claridad para afianzar la última etapa del gobierno de Cristina, ni nosotros, ni los dirigentes, no estuvimos a la altura, pero de cualquier manera aunque hubieras estado a la altura quizás también podríamos haber perdido porque del otro lado está todo el poder y además nos está acompañando la región en esta derechización y el resto del mundo, lo que quiero decir es sabemos  que estamos en un sistema capitalista y donde siempre tenemos las de perder y entonces me parece para los jóvenes es un poco lo que dice García Linera que hay que caerse, levantarse, caerse y volverse a levantar esa es un poco la tónica de un revolucionario no?.”

 

Mabel: “en el brindis de ayer (en el Club Larrazábal) salió esto de poner en valor estas “pequeñas” luchas territoriales o de derechos humanos, que a pesar de toda la situación en que estamos inmersos tan trágica si se quiere, vamos avanzando, y a mí me parece que es crucial visto desde ahí, necesitamos ver que avanzamos en algunos aspectos; porque sino no tendríamos fuerzas para seguir, bueno en el Corralón yo creo que es una muestra de esto.”

 

Completa Anahí,  “el Corralón es un espacio que se recupera en el 2004; era un antiguo corralón de basura, donde se guardaban los camiones donde se recolectaba la basura, previamente los carros tirados por caballos, porque desde principios del siglo XX que se abre ese espacio en el barrio para ocuparse del saneamiento ambiental y bueno un reclamo histórico de los vecinos, es que ese espacio se convierta en plaza.

La zona es Gaona, Gualeguaychú, Sanabria y  Morón, pleno Floresta. Y a partir del año 2004 nosotros como Asamblea (nos constituímos como asamblea en el año 2001) empezamos a pensar en distintos proyectos para este lugar, porque sabíamos que debía volver a la comunidad; es un predio municipal, que hasta el 2004 estuvo ocupado por una de las empresas que fueron privatizadas. Se privatiza la basura en la época de la dictadura, una de estas empresas ocupaba el espacio y ya era inminente el desalojo, la desafectación del predio para construir la plaza. En ese momento a nosotros nos convocan, era la gestión de Ibarra para pensar un proyecto de plaza con distintos actores del barrio, entre ellas las mamás de los chicos de Floresta ( Maximiliano Tasca, Cristian Gómez y Adrián Matassa) porque uno de los proyectos era emplazar un monumento, los fusilados de Floresta el 29 de diciembre de 2001 , la masacre de Floresta en Bahía Blanca y Gaona.

La idea era creo del 2002,  iniciamos un concurso abierto a escultores para que se presenten proyectos para emplazar una obra en memoria de los tres chicos y sobre todo en memoria también de la lucha que dio el barrio para pedir justicia, contra la violencia institucional , porque este era un caso de gatillo fácil que se dio en un contexto muy particular de lo que fue el 19 y el 20 de diciembre pero fue también un hito, fue la primera vez que un policía condenado a cadena perpetua ( Juan De Dios Velaztiqui, un viejo conocido del barrio de Mataderos porque fue quien hizo trotar a la hinchada de Nueva Chicago cuando cantó la marcha peronista, es el mismo personaje).

Nosotros es más, había un texto que ya no está en la plaza que daba cuenta del contexto histórico en el que estábamos pensando en ese monumento y justamente enlazaba una de las primeras frases de ese texto, planteaba este enlace entre dos momentos históricos: la dictadura y el 2001, donde se reunía este personaje con esta parte de la historia que fue tan trágica también del 2001, tuvimos la oportunidad de ingresar al espacio porque eramos parte de esta discusión con otras organizaciones del proyecto; cuando el proyecto ya llega a la etapa previa a la licitación (esto ya fue en el gobierno de Telerman) nunca más se concretó.”

 

Sigue Mabel, “falta una partecita que también incluímos en lo que es el proyecto del predio que es una escuela secundaria; la Asamblea participó en presupuesto participativo, en época de Ibarra que fue previo a las comunas, fue como un anticipo y logramos que fuera elegido prioridad el proyecto de escuela secundaria que el barrio no tenía; se pudo emplazar el monumento que se inauguró en 2005, la escuela que finalmente fue un traslado se inauguró en 2008 y bueno quedó pendiente la plaza que ya era un tema que estaba trabajado porque si se llego a esa licitación se imaginan que era un proyecto desarrollado técnicamente, con detalles y demás eso quedó así frenado.

Como garantes que ahí se iba a hacer el proyecto que estaba acordado y como el proyecto no se hacía abrimos las puertas para ocupar el espacio con actividades culturales y empezaron a venir grupos, cantidades, de todo tipo y color y fue muy complejo, hasta funcionó una radio que venía del ex Olimpo (La Bemba).

 

Anahí suma, ” los procesos participativos siempre son complejos, siempre llevan tiempo, hay que tener mucha paciencia, mucha constancia, pero nosotros creemos que de ese procesos de participación salió un proyecto muy enriquecido. El proyecto esta pensado integralmente, reúne el tema de la necesidad de un espacio verde en el barrio, que es la demanda histórica de los vecinos, que eso se integra con la escuela, es decir que un eje es la educación, se piensa la casona que está dentro del predio como un espacio donde se preserve la memoria del barrio, la memoria del Corralón y la memoria del barrio, y ahí vamos a estar muy atentos para que esto se dé cumplimiento y por otro lado también hablamos de plaza cultural porque se incorpora como un eje fundamental la cultura; el Corralón está atravesado por estos ejes: la cultura, la educación, la memoria, y la participación popular, y creo que el tema de la participación popular que se da en el marco de la organización de distintos sectores, nosotros como asamblea es lo que garantiza el resto de los ejes, es lo que garantiza que se preserve la memoria, que se construya la memoria; porque nosotros no llegamos a un lugar a cuidar lo que había, hicimos todo un trabajo de construcción con ex trabajadores, ex compañeros de militancia de los desaparecidos del Corralón, familiares, con vecinos, digo fue una tarea que se fue armando y que es un proceso que está abierto.”

 

Habla Mabel: “se dieron algunas cuestiones que me parece que ayudaron a que esto tomara el camino de la resolución del tema, debido a que hubo tantas controversias dentro del Corralón, tanta gente que quizás se apropió del espacio y le dió un mal uso, hubo muchos vecinos  que se quejaron, por ejemplo de utilizarlo en horarios no adecuados, hacer ruidos más allá de lo permitido y de lo que se había acordado con los vecinos; muchos grupos tratábamos de organizar, de coordinar las actividades para que esto no sucediera; todas esas denuncias, (la comuna 10 tiene la particularidad que ha ido cambiando los jefes comunales, o sea dentro del mismo Pro ahí se da una disputa), cuando llega este jefe comunal ( Daniel Adrián D’ippolito)  y se encuentra con todas las denuncias es algo que no se lo banca y quiere solucionarlo, bueno la verdad que para nosotros encaró una solución positiva porque recuperó el viejo proyecto del arquitecto Besada (año 2005) cuando nosotros participamos en las reuniones para construir el proyecto de plaza original era el que estaba como representante del gobierno de la Nación en ese momento coordinando desde su función específica de arquitecto; ese arquitecto sigue trabajando en la ciudad, de alguna manera ellos lograron cosa que nosotros con miles de pedidos de informe no habíamos podido rastrear recuperar ese proyecto y lo adaptaron incluyendo los grupos culturales que se habían sumado en forma espontánea.

El otro día se hizo una presentación del proyecto oficialmente en el Club Mitre, estaba el jefe comunal, y él hizo mucho hincapié que les habían salvado la vida a estos vecinos que venían sufriendo los embates de esos grupos “perversos” que no los dejaban dormir y yo digo no se hacen cargo, porque cambiaron de gestión, parece que fueran de otro lado, que todas esas cuestiones se produjeron porque el Estado se corrió o intervino de la peor manera metiendo gente, además gente pesada, bueno todo eso ocurrió porque el Estado no estuvo, ahora el Estado de vuelta se hace cargo bien y nosotros igual lo vamos a controlar hasta que se concrete.”

 

 

Y Anahí nos hace historia,  “en estos años hubo muchas ideas, una vez nos encontramos con el Corralón lleno de camiones de panaderos, de la cámara de panaderías descargando bolsas de harina y comercializándolas ahí, una cosa delirante; tuvimos también un emprendimiento de carbón, siempre desconocíamos quienes eran los que habilitaban estas prácticas no? porque nunca dieron la cara; se lo cedieron a la obra que hizo el Maldonado, a la del Metrobús, ahí también funcionó un obrador que tampoco sabemos en que términos estaba usufructuando ese espacio, que es un espacio público y hasta una vez Horacio Rodriguez Larreta por televisión dijo que habían encontrado un lugar en Floresta para llevar a los manteros de la calle Avellaneda.

Nosotros como asamblea queremos tener un rol de control, de seguimiento, y vamos a tener presencia porque siempre la tuvimos, vamos a estar atrás de esto para que se cumplan los términos del proyecto y para que se garantice la participación de distintos grupos cuando se inaugure la plaza; nosotros estamos empeñados en que el destino de la casona, lo tenemos previsto como un espacio de memoria, con muestras permanentes, y ya habíamos inaugurado una muestra, porque tenemos un grupo de arqueólogos que viene trabajando en el predio. Hicieron excavaciones ahí que recuperaron una cantidad de materiales que hablan de la historia de la vida cotidiana en otro momento de la Argentina, con los inmigrantes, eso se recupera a través de los restos que ellos van encontrando y también hicieron una tarea de recuperación de parte de la arquitectura del Corralón que tiene valor patrimonial como las antiguas caballerizas, que son estructuras inglesas, hay un abostadero;  tuvieron especial interés en pedir la preservación como para que el espacio nuevo de la plaza también valore el patrimonio, está incluido en la licitación, por eso nosotros queremos hacer un seguimiento, que se cumplan los tiempos, porque pasa que muchas obras empiezan y después de detienen y quedan cercadas.

Cuando el gobierno de la Ciudad se decidió a intervenir positivamente, digamos, no les quedó otra que respetar ese proyecto, yo creo que no tuvieron dudas, nosotros hubiéramos querido tener por ahí más instancias de participación, tener reuniones más seguidas.”

 

 

Para ir finalizando nos aclaran el proyecto: “conservar la entrada de Gaona y de Morón y el eje principal de circulación va a ser ese camino que debiera verse el adoquinado que ahora está bajo asfalto; el monumento va a ser reubicado más hacia la esquina de Gaona y Gualeguaychú para que tenga mayor visibilidad; del lado de Sanabria va a quedar la tira de actividades culturales que es donde tiene el Épico de Floresta su sala central, que eso se está arreglando también; el Colegio Larroque  añade metros a su superficie, (tiene ingreso por Morón y no tiene un espacio adecuado para que los chicos hagan educación física), en el proyecto original estaba previsto hacer dos canchitas, una de ellas va a pasar a ser parte de la escuela y la otra quedaría para el barrio; va a ver un anfiteatro al aire libre y por supuesto la casona.”

Y agregan, “ahora nos vamos a una reunión con el Épico de Floresta, que es el primer grupo que vino a trabajar al Corralón, (grupo de teatro comunitario), porque vamos a trabajar con ellos la historia del predio porque están haciendo una obra de teatro, con los barrenderos desaparecidos también, y la importancia de levantar la memoria, el tema del monumento el tema del gatillo fácil, de la violencia institucional en este momento no? eso ya está instalado en el barrio.

Igual hay una porción de la sociedad que no termina de entender este tema, nosotros también hicimos esa construcción con un contexto favorable, al principio eramos muy desconfiados de lo que estaba sucediendo pero nos fuimos comprometiendo con un proyecto político porque no nos quisimos quedar solamente en la organización social sino que quisimos dar un paso más en la política y bueno los derechos humanos se convirtieron en política de estado, la cultura estaba pensada no solo como parte de la industria nacional sino también como una apuesta a la inclusión y como un derecho y entonces decimos bueno el Corralón esta expresando una determinada mirada sobre estas cuestiones y hoy que son momentos muchos más difíciles también esta expresando eso, aunque haya un sector que uno pensaba que no era tan mayoritario y quizás en este contexto fue creciendo esa mirada digamos de la mano dura, convengamos que no están unidos por el amor, sin ninguna duda, la importancia de sostener estos espacios, de sostener otra voz y otra mirada sobre la realidad que va a quedar.”

 

Cerrando Mabel la visita nos dice “nosotros avanzamos mucho y tengo que decirlo tristemente, gracias a que trabajamos con las mamás de los pibes asesinados en Floresta y pensábamos que resignificar la muerte de esos chicos era por ejemplo que hubiera una escuela para que los jóvenes pudieran estudiar en mejores condiciones y en condiciones de dignidad. El otro día se hizo el acto del cierre del Colegio Larroque, se recibieron 120 pibes  y pibas y además en la escuela han tomado el proyecto de jóvenes y memoria y están trabajando con la memoria de Floresta, ¡no todo esta perdido hay esperanza!.”