Ricardo Capelli, Recuerda a Carlos Mugica en Comunas un Desafío.

Publicado: 15 may 2019
Comentarios: 0
Nos comunicamos desde nuestros estudios con Ricardo Capelli, amigo del sacerdote asesinado por la Triple A Carlos Mugica y herido en el mismo atentado en el que asesinaron al cura .
Comienza sus recuerdos así “Carlos fue una figura espectacular en el sentido que era un tipo se lo seguía porque se lo quería, porque se le creía, porque escuchaba en serio, Carlos no hacía las cosas como algunos para contarlas, Carlos las hacía no las contaba estaba realmente al frente de todo lo que fuera una lucha popular.”
 
 
 
Y continuó, “Carlos Mugica en el viaje previo a irse a Europa pasó primero por Cuba y estuvo con John William Cooke, después de ahí se fue a Bolivia a pedir los restos del Che y obviamente  lo sacaron zumbando ¿no? y de ahí se va para Francia y está el Mayo francés así que mira que gira se mandó. Carlos fue un tipo que estaba permanentemente luchando por aquello que él estaba convencido, fundamentalmente cristiano.”
 
Lo consultamos acerca de la existencia de algún vinculo con el< Che> y nos dijo, “él viene de una familia gorila, por ejemplo se que bautizó al sobrino del Che Guevara y el día que lo bautiza en lugar de decir <en nombre del Padre>, dijo por <Evita y por el Che> haciendo la señal de la cruz, ese tipo de cosas hacía.”
 
 
“Carlos estuvo con Perón en Puerta de Hierro justamente en ese viaje a Europa y ahí junto con una amiga de él, con Lucía Cullen (estudiante de Trabajo Social, colaboradora e íntima amiga del padre Carlos Mugica con quien trabajaba en la Villa 31) fueron a verlo al General  y volvió obnubilado por eso, me acuerdo que la familia de los Cullen después cuentan, (a mí no me lo contaron no tuve la oportunidad), que le dijo Perón a Lucía, <hija ¿como te llamas vos?>, <yo me llamo Lucía Cullen> y le dijo <Cullen no es un apellido muy peronista>  y después de eso Carlos vino <alucinado> de allá.
Después fue acá la reunión Perón- Balbín, pero el problema de Carlos fue López Rega, porque Perón quería que fuera Ministro de Bienestar Social y López Rega jamás le iba a dar eso y así terminó como terminó, en un enfrentamiento con López Rega que le costó la vida a Carlos.”, rememora.
 
 
 
Seguimos consultando, como hace años, ¿porque Perón no fue al velatorio de Mugica? y Ricardo nos responde: “yo te quiero aclarar que en esa época estaba internado, me hicieron 14 operaciones en dos días , (6 con anestesia y 8 sin anestesia), te quiero decir con todo esto de que yo no viví esos momentos porque a mí me tenían escondido y además no me decían las cosas, yo me enteré lo de la muerte de Carlos cuando vino a visitarme al tercer día Jorge Conti (yerno de López Rega), ahí nomás dije saquénme de acá porque soy boleta ya habían descubierto donde estaba entonces me fueron pasando con todos los tubos de un lugar a otro hasta que me salvé, pero me estaban buscando para terminar conmigo.
De todas manera acá lo fundamental es lo que significó la muerte de Carlos, significa fundamentalmente que <lo revivieron>, Carlos esta más vigente que nunca, más en estos momentos donde la injusticia es la que está signando nuestras vidas, él estaría luchando al frente junto a la persona que él creería tendría que estar acá.”
 
 
 
“A mí la figura de Carlos, si lo hacen mártir como Angelelli o no, la verdad no tengo ningún problema, hasta me preguntan los milagros de Carlos, porque para esas cosas tiene que conseguir los milagros y demás, todo eso no me importa.”, aseguró.
 
 
Y nos comunicó sobre los temores de Mugica, “él no temía por su vida, su miedo era que lo echaran de la iglesía, vos fijate que cuando le fueron con la noticia a Monseñor Aramburu  qe había muerto Carlos Mugica respondió: <y ahora me van a decir que no era montonero>, Aramburú y los demás  fueron cómplices. Obviamente  por eso fuimos un día a ver a alguien en la Nunciatura que nos atendió y Carlos le decía: <Padre temo que me van a matar porque me están amenazando> y caminamos ahí por la Nunciatura en la calle Suipacha durante 5 minutos ida y vuelta, ida y vuelta y cuando llegamos afuera le dijo: <quedate tranquilo que vamos a protegerte, vamos a rezar por vos>; a los pocos días lo mataron, ese tipo, a los pocos días asumía como Nuncio, era Pío Laghi, un gran actor de la dictadura militar, terrible.”
 
 
 
Y para finalizar nos deja un mensaje sobre Mugica, “Carlos fue el ejemplo de la lucha por la inclusión, por la justicia, por la solidaridad, acá en estos momentos la gente tiene que tener muy claro quien es el amigo y quien es el enemigo; cuando hay hambre, cuando se habla de inseguridad, cuando se habla de injusticia, el hambre es el peor de los pecados. Carlos decía siempre y ¿qué es el pecado? y la iglesia dice que <es no cumplir con la ley de Dios>, como si la iglesia fuera un club, el pecado es rechazar la justicia, pecado es rechazar el amor, eso es pecado; y eso es lo que hay que tener ahora en claro; yo no hablo de la palabra pecado, yo hablo de la palabra vida, acá hay que saber de que manera hay que vivir, y tratemos de luchar para que nunca más la injusticia vuelva a la Argentina.”